sábado, 22 de septiembre de 2012

ABRAZAR Y BESAR A NUESTROS NIÑOS ATRAE LA PROSPERIDAD

brazar es saludable: favorece el sistema inmunitario, te mantiene sano, cura la depresión, reduce el estrés, induce el sueño, vigoriza, rejuvenece, no tiene efectos colaterales indeseables... en una palabra, es una droga milagrosa.

Abrazar es lo más natural. Es orgánico, naturalmente dulce, no lleva pesticidas ni conservantes ni ingredientes artificiales y es sano al cien por cien.

Abrazar es prácticamente perfecto. No tiene partes mecánicas, ni pilas que se gasten, ni exige chequeos periódicos, es de bajo consumo energético, alto rendimiento, a prueba de inflación, no engorda, no exige pagos mensuales ni seguros, a prueba de robos, no está gravado con impuestos, no contamina y, por supuesto, es completamente reciclable.

Un beso, acelera el corazón, despiertas las endorfinas (del griego: dentro y dormir); transmite nuestros sentimientos, quien lo da es feliz y quien lo recibe también; aunque no cuesta nada, si tuviéramos que pagarlo no nos alcanzaría el dinero, ya que trasciende en el tiempo, quedando dentro de nuestros recuerdos felices y memorables, inhibe el dolor, en dosis diarias cura enfermedades; besar a nuestros niños pequeños y no tan pequeños es gratifícate, dulce y saludable.


EN CONCLUSIÓN: Amar a nuestros niños, y demostrárselos con abrazos y besos; nos rejuvenece, nos llena de vida, atrae la prosperidad a nuestros hogares; así como amar a nuestros padres, a nuestras mascotas; a todas las personas cercanas que conforman nuestro mundo. Me enfoco en nuestros niños y mascotas, ya que de ellos recibirás el mismo amor reciproco o incluso en mayor proporción, sin un pisca de maldad, con total desinterés, tan fuerte y positivo que llenara tu mundo de prosperidad y amor.